In Mente, En el pensamiento

"No conozco ningún otro signo de superioridad que la bondad". Ludwig van Beethoven


Esta frase me parece uno de los mejores y mas profundos pensamientos de la humanidad, anexandola a mi manera de pensar.

analizándola empezando por la palabra bondad

Bondad: "Natural inclinación a hacer el bien"

Dentro de lo que he aprendido hasta ahora uno puede hacer el bien en diferentes grados, pero alcanzando el extremo máximo una especie de "alter bene" necesita humildad.

Humildad: "Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento"

Mi vida o más bien, mi parte de Vida que tengo yo, no es más importante o menos que el resto, pero he visto que la gente más bondadosa, es capaz de sacrificar su vida, arriesgarse por algo más, un bien mayor, importándole más el beneficio de las personas que sufren a su alrededor que el suyo propio, una propia denigración del ser para ayudar (también llamado el estúpido gen de superheroe).

Un ser en extremo bondadoso y humilde, se siente inferior a los demás, siente que es capaz de sacrificar todo lo suyo por mejorar el mundo que lo rodea, la Vida. Esto es extraño por que alguien así se creería menos que el resto del mundo, pero basandome en la frase seria más o mejor.
Imaginando una utopía cierro los ojos y veo un mundo donde solo existe gente así, un mundo entero que se siente inferior que el resto, pero a su vez es superior al resto.


Si todo el mundo es superior e inferior a la vez, ¿que somos?

IGUALES


Nuestro planeta es competitivo, nuestra vida y la de los demás seres vivos evoluciono por la competencia, competir por sobrevivir, por estar arriba de lo demás, por ser mejor. La humanidad se ha separado de la naturaleza, ya no sigue las mismas reglas pero no fue capaz de olvidar el instinto primordial: competencia.

Piensen por un segundo que pasaría si avanzamos de la competencia a la cooperatividad...

¿Es imposible?

4 Comentarios:

JuanT 11 de julio de 2008, 12:05  

Mmmm...me parece que esa combinación de sentirse superior e inferior que los demás ya las tenemos un poco todos, derepente no enfocada para donde vos te gustaría realmente. Nos creemos inferiores a otros en muchas cosas, y al mismo tiempo nos creemos mejores en otras, cosas que entenderíamos que podríamos haber hecho mejor, o actuado mejor, me parece que por ese camino ya hemos transitado y no ha llevado muy lejos.

Me parece que lo que falta es justamente sentirnos iguales los unos a los otros, y no iguales como ciudadanos del mundo nuevo, todos inteligentes y bien informados, sino iguales como personas defectuosas y con errores, iguales así como somos.

Me parece también que nuestra sociedad asocia superación con llegar primero, con lograr ser el primero en una competencia muchas veces no declarada, o declarada con orgullo. Elevarse, estar un poco mejor, llegar más lejos, no tiene nada que ver con las cosas que logremos ganar por llegar primero, ni por asomo, y mucho menos tiene que ver con las cosas materiales.
Me parece que la forma real de superarse y ser mejor es ser mejor que uno mismo, buscarlo y creerlo, sin olvidarnos de que vamos a cometer errores y que las personas alrededor de nosotros también, y en vez de condenarlas intentar entenderlas, porque nosotros somos igual de capaces de cometer esos errores, o peores. Claro que al buscar mejorar uno, no tiene a nadie a quien culpar si no lo logra, todo lo que logres es en definitiva tuyo. Eso es lo que asusta, por más que no debería.

Saludos!

Diemov 11 de julio de 2008, 12:25  

Juan enfocaste mal este post, cuando busco decir iguales es a valorar la vida como algo unico en el mundo y que todos los seres compartimos, con la capacidad de hacer pequeños sacrificios por el resto, un porfavor un gracias. Buscando alcanzar que la gente profundice su ser hasta verse como una parte de este mundo y que no tema dar, ni tampoco espere recibir, aunque reciba

NachitoOx 14 de julio de 2008, 17:09  

Ese "avanzar a la cooperatividad" es un ideal comunista (no que esté tachando el comentario de connotación política). Y como dije por algún lado, la idea del comunismo como ideología me parece totalmente utópica. Más allá de que todos intentemos ser conscientes de un "bien superior", a nivel macro la gente tiene arraigada la envidia, así como ese instinto natural de competencia. No veo como algo probable que todos tiremos para el mismo lado por un objetivo superior, porque es casi fascinante cómo la voluntad de la gente se ve corrompida por la falta de voluntad de los demás, por la aparente falta de creencia en ese "bien superior".

Aclaro, "bien superior" no es una frase que se me haya ocurrido a mí, es un concepto que viene arraigado a las ideologías de las logias masónicas, y supongo que por eso son logias, no son conductas que se pueda esperar que tenga todo el mundo, por más que en sí, ése es su "bien superior", es conscientizar al mundo de que juntos podemos hacer cambios relevantes. De eso se trata el Novus ordo seclorum que profetan, el Nuevo Orden Mundial.

Erika 22 de julio de 2008, 19:17  

Lo de la humildad y su concepto me dejaron pensando bastante,,, me parece re interesante pensar qué es la humiladad y si lo somos o qué tan utópico es en realidad imaginar un mundo diferente en ese sentido.
Pensando en ese concepto puedo ver, a grades rasgos, q hay dos tipos de humildad, uno mas fingida e hipocrita que la otra. Esto lo digo porq veo que esa sensacion de inferioridad que se señalaba relacionada al sentimietno de humildad, no me parece que sea una expresion de la humildad, sino de otras cosas... la humildad para mi encierra grandeza(claro que esto no es vanidad, pero sí un sentido de ubicacion donde no hay sensacion de inferioridad) y amplía la visión de la verdadera realidad para marchar por el camino del bien (contrariamente a la sobrebia por ejemplo, q enceguece).
Bueno, nose si se se habrá entendido algo de lo que quise decir,,, espero q si. =)
saludos!