IRA #3, Pluviam

Vista desde el refugio de Clara (por Winny fan)

La mañana era gris, Robert pasó un rato después de despertarse admirando el suave baile de las nubes grises que estaban sobre su cabeza, decidiendo su próximo movimiento en esta cacería infortunada en la que se metió.

Se levanto de un salto, decidió que lo primero que tenia que hacer era preparase, cargó su mochila con lo necesario para una cacería, necesitaba moverse mas rápido que su “presa”.

Cuando se encontró listo para partir apareció el Zorro, tenia el hocico mancado de sangre.

-Zorro, ¿me vas a acompañar?-

-Hace dos días me cruce con un humano, el no notó mi presencia, podía seguir mi camino, pero por algún motivo decidí parar y hablarle, en ese momento desvié el camino de mi vida y decidí acompañarte en tu viaje-

-¿Por qué?-

-Todavía no lo sabemos-

La extraña pareja se dirigió hasta el bosque, gracias a la visión y conocimiento del Zorro no fue difícil encontrar las huellas del ladrón, Comenzaron a trotar en dirección de las marcas cuando se desato la lluvia. Robert se detuvo, ¡maldita lluvia!, un solo segundo de duda y la cacería prosiguió.

Dos días de lluvia y truenos, por dos días la pareja había seguido un rastro cada vez más difuso a través de IRA, había pasados por bosques, ríos, ruinas, solo se detenían de noche y en caso de encontrar un refugio, la temperatura había descendido al correr los días y Robert ya se había acostumbrado a temblar cada momento.

El ladrón era imparable, se encontraban rastros de sus campamentos y su comida, pero nunca él, lo único que los mantenía en movimiento era la irracional esperanza de verlo.

Pero no fue eso lo que hizo que corrieran como locos, en la lejanía sonó un disparo.


Clara fue a IRA para demostrarse que era algo más que parte de un promedio, una sociedad, un número, fue a buscar su límite, su esfuerzo máximo.

Los primeros días habían sido de reconocimiento, lo primero que hizo fue buscar un refugio que pudiera servir de base, encontró un árbol que tenia un tronco grande y con mucho esfuerzo logro armar su carpa en el hueco donde nacen las ramas. Con un “hogar” salir a explorar era más fácil, en tres días ya conocía el terreno quinientos metros a la redonda de su base, se había cruzado con pocos animales y nada extraordinario pasó. Comenzó a pensar que la “magia” de IRA era solo propaganda y que era únicamente un poco de tierra virgen más en el mundo. Los últimos días los había pasado dentro de la carpa, mirando la lluvia que arrecia en el exterior.

El quinto día comenzó el cambio, estaba volviendo de buscar agua, cuando vio que un hombre se metía en su carpa. Rápidamente dejo las botellas y cargo su arma, llego hasta la base del árbol y gritó.

-¡Baje de ahí!-

Nadie respondió a su orden.- ¡Lo he visto, salga de ahí!- Clara hizo un disparo al aire.

Lentamente un hombre salio del refugio, su nombre era Joseph, como el resto de las personas, solo conocía el nombre y el rostro. Un rostro, hostil, duro y curtido.

-Calma, solo quería refugiarme de la lluvia- dijo Joseph cuando se vieron cara a cara.

-Hay una cueva a doscientos metros en esa dirección, ahí se podrá resguardar-

-Gracias, ya estoy retrasado, adiós-

-¡ALTO!- Robert había entrado en escena -quiero lo que se llevó, los huevos-

-Me los voy a llevar, mi cliente me paga mucho por ellos-

-¿De que están hablando?- Clara mantenía su rifle en alto apuntando hacia los dos hombres.

-Se llevó las crías de un animal y esta las quiere de vuelta-

-Entrégalos- exclamo el Zorro -no puedes hacer nada mejor-

Clara sorprendida por esta revelación bajo su arma, ¿un animal hablando?

En ese momento, el Forraco, salido de quien sabe donde ataco al ladrón, sin lograr alcanzar su arma Joseph se vio abrumado por el odio del Forraco, una avalancha de heridas crecía en su cuerpo, cada vez mas dolor lo llenaba.

Clara apunto hacia la bestia, -¡NO!- Robert se había puesto en la línea de fuego, muy tarde para detenerla, Clara había disparado. Por segunda vez en su estancia en IRA, Robert vio como su mundo se volvía oscuridad.

Clara no podía creer lo que hizo, le había disparado a un hombre, pero por lo menos podía salvar a otro, apunto por segunda vez al Forraco, pero esta vez no logró disparar, el Zorro salto hacia ella y la derribo

-Tu justicia no existe aquí humana, deja que el Forraco arregle su problema-

Robert se despertó, un dolor punzante nació en su hombro, se levantó y vio la situación, Joseph ya no luchaba por su vida, había perdido, el Forraco sacaba los huevos de la mochila, el Zorro y Clara miraban la situación, Clara no podía disimular su aversión.

El Forraco, saco tres huevos de la mochila de Joseph, los cargó en su pico y se puso a caminar. El Zorro y Robert lo siguieron, Clara tardo un poco en darse cuenta de lo que paso, pero no quería quedarse sola con un cadáver en ese estado, fue tras ellos.

Caminaron en silencio por unos minutos hasta que el Forraco se detuvo –humano ven aquí-

Robert se adelanto -¿Qué sucede Forraco?-

-Gracias por llevarme hasta el ladrón, sin ti la búsqueda hubiera sido más difícil-

-Según el Zorro te debo la vida, así que no agradezcas nada-

-Necesito un último favor, por ahora, estoy lleno de sangre y he manchado mis crías, ¿podrías limpiarlos?-

Robert limpio los huevos, mientras que el Forraco excavaba en la tierra. Era un lugar hermoso a pesar de la lluvia, se encontraban el borde de una piedra enorme, negra, labrada por la erosión y el tiempo.

Cuando Robert le entrego los huevos el Forraco los deposito en el hoyo y los enterró

-¿Pero, que haces?-

-Hace tres días que mis crías están en el frío, ya están muertas-

-¿Igualmente fuiste a buscar a el ladrón?

El Zorro se acerco a los seres, -Igual que tu a mi, ese humano saco de su hábito a el Forraco, nos obligan a hacer cosas infrecuentes, en el caso del Forraco venganza, nosotros no tenemos justicia en nuestro mundo, no la necesitamos-

El Forraco dejo caer una lágrima en la tumba y se marcho sin decir más.

Robert volvió hasta el refugio de Clara, y saco las cosas útiles que tenia la mochila de Joseph.

Clara apareció, los había seguido, se sentía fuera de esta historia.

-¿Dónde puedo encontrar resguardo?- pregunto Robert

-¿Qué…. Como dices?-

-¿Donde hay un resguardo?-

- Eh… en esa dirección hay una cueva-

-Gracias- Robert se puso en marcha.

-¡Alto, espera no quiero ese cadáver cerca mío!- Clara lo alcanzo y lo tomó por el hombro herido, al ver la mueca de dolor que hacia Robert lo soltó, -disculpa, pero por favor sácalo de aquí-

Robert era parte de la muerte de ese hombre así que no podía negarse, con ayuda de Clara hizo un hoyo y tiro el cadáver dentro. Dos entierros en un día.

La lluvia había parado por fin, Clara limpiaba la herida de Robert mientras que un rayo de sol creaba un arco iris impresionante. Un peso en el corazón de Robert se había ido, el día era hermoso, la vista maravillosa.

I can see clearly now the rain has gone

I can see all obstacles in my way

Gone are the dark clouds that had me blind

It's going to be a bright, bright sunshiny day

It's going to be a bright, bright sunshiny day

2 Comentarios:

NachitoOx 3 de junio de 2008, 22:31  

Perdón por el comentario, pero no me gusta que termine con estrofas de una canción.

Por el resto, me gustó. Siguen saliendo capítulos de esta historia que engancha bastante. La trama es lo que me engancha, qué es lo que está aprendiendo este tipo? Cuál será la gran paradoja de esta historia?

Keep up the good work

El Alemán 17 de junio de 2008, 16:38  

la mejor parte de las 3!!!! muy buena, a lo mejor la canción no es la mejor elección, no se.

¿Diemov?

Mi foto
Engendro de la Entropía, evolucionado de un Paramecio y desequilibrado sentimental. Que escribe este bolg, sin capacidad de definirse a sí mismo.

Hasta ahora van...